Wiko, patrocinador del Eibar, quiso aprovechar la oportunidad que le daba el enfrentamiento entre los dos clubs de sangre azulgrana: el Eibar y el Barcelona. Y lo quiso hacer con una idea de hermanamiento en la que además involucramos a la asociación de donantes de Gipuzkoa y a la sociedad. Una nueva y emotiva llamada a la afición con ADN creativo.

En los días previos al partido varios jugadores anunciaron la iniciativa habiendo donado ya de sus camisetas las letras A, B y O y realizando una llamada a la afición para que donara su sangre. El día del partido saltaron al campo con estas camisetas tan especiales para jugar un partido por una buena causa. Además, se habilitó una unidad móvil para que tanto azulgranas como blaugranas donaran sangre. Equipo y afición demostraron que el Eibar se lleva en la sangre.

- Valor publicitario de impactos por valor de 250.000 euros.

- Audiencia alcanzada de más de 20 millones de personas acumulada.